Marca Personal

No hay comentarios



Todo profesional que se precio debe tener una marca personal, marca bien estudiada, que le represente. ¡Y qué difícil es eso!

Esta marca ha sido el fruto de un desarrollo y proceso largo y tedioso, eso de sacar los puntos clave de ti mismo y tus trabajos y plasmarlo en un diseño tan importante como tu propia marca es un duro esfuerzo. Pero necesario. Te estudias a ti mismo, tu trayectoria, tu color...

El resultado que os traigo es para mí un resumen de lo que soy, como persona y como creativa.

Empezamos con lo que tenía claro desde el principio, con mi clave Nº 1: el color. Un turquesa que, quien me conozca, dirá en seguida: "¡Mira! Esta es Isa sin duda."

Seguimos con la composición, la tipo, el uso de minúsculas, claim... ¡Uf! Todo esto vino de la mano prácticamente. Necesitaba una tipografía sencilla y bonita, sin contrastes; en resumen, necesitaba verme reflejada en la tipo elegida. Y así fue. De nuevo, quien me conozca, al verla dirá: "Sí, sí, esta también es Isa."

Y nada de composición horizontal, no buscaba eso, necesitaba algo construido, algo que se apoyara solo, ¡ y en minúscula! Ver mi nombre todo mayúscula como si fuera una tienda de relojes caros... no es lo mío, yo soy más sencilla, necesitaba ponerlo en minúscula.

Y finalmente hay que explotar todo esto, ¿no? Así que nada mejor que unos cuantos iconos de lo que más me identifica y algún recurso distintivo: la línea de dibujo. 

Pues todo esto, bien mezclado y servido con una bonita animación, da como resultado una imagen personal y única :)



video





No hay comentarios :

Publicar un comentario